jueves, 31 de enero de 2008

El sueño dorado


Fotos realizadas por A.cris
Entre hojas de camelia la mariposa volaba. Jugaba y saltaba buscando los rayos del sol, que la iluminaban magnificando así sus alas doradas. Lo que ella no sabía, es que otros la observaban y mientras lo hacían pensaban…
¿Por qué no podemos ser nosotras doradas? ¡Tenemos las hojas! ¡Tenemos las alas! ¡Los rayos del sol! ¿Quien dijo que una camelia roja no puede ser dorada?

“Esta es la historia real de una camelia roja llamada Magnoliaeflora Rubra Que hizo realidad el sueño dorado, y que aconteció una tarde del mes de Enero del año 2008”

“Esta é a historia real dunha camelia vermella, chamada Magnoliaeflora Rubra que fixo realidade o soño dourado, e que aconteceu unha tarde do mes de Xaneiro, do ano 2008”
A. Cris
Cuentos de camelias y otros relatos creados por A.Cris

Camelia japónica Ciudad de Vigo

Es una camelia fuerte
É unha camelia forte


De bellísima floración


Con unos resultados excelentes


Esta floreciendo continuamente


Esta pequeña camelia plantada en contenedor...

Camelia japónica CIUDAD DE VIGO
Origen = Portugal
Color = Rosa maculado de blanco
Forma = Semidoble en ocasiones Peonía
Floración = Media estación (abundante)
Fue dedicada, por Moreira Da Silva (Porto) a esta ciudad Gallega.

jueves, 24 de enero de 2008

Una sufrida hoja de camelia

Foto realizada por A.Cris
Sempre me fan cóxegas e xa estou un pouco farta, ademais eu non me caio como as outras “as miñas veciñas” moito conto, moito colorido, pero en pouco tempo ¡plaf! ao chan. E por iso eu sempre teño quen me moleste, cando non son as formigas, son as bolboretas ou os tropecientos paxaros que hai na horta…ou a repelente dona da camelia que sempre lle esta ensinando aos seus netos as follas ¡mira que bonitas! ¡míra como brillan! toca , toca e non paran de sobarme. En fin, o prezo da fama. Asinado.
Unha sufrida folla de camelia

Siempre me hacen cosquillas y ya estoy un poco harta, además yo no me caigo como las otras “mis vecinas” mucho cuento, mucho colorido, pero en poco tiempo ¡plaf! al suelo. Y por eso yo siempre tengo quien me moleste, cuando no son las hormigas son las mariposas o los tropecientos pájaros que hay en la huerta… o la repelente dueña de la camelia que siempre le esta enseñando a sus nietos las hojas ¡mira que bonitas! ¡mira como brillan! toca, toca y no paran de sobarme. En fin el precio de la fama.
Firmado.
Una sufrida hoja de camelia
A. Cris
Cuentos de camelias y otros relatos creados por A.Cris

Una sufrida hoja de camelia

Sempre me fan cóxegas e xa estou un pouco farta, ademais eu non me caio como as outras “as miñas veciñas” moito conto, moito colorido, pero en pouco tempo ¡plaf! ao chan. E por iso eu sempre teño quen me moleste, cando non son as formigas, son as bolboretas ou os tropecientos paxaros que hai na horta…ou a repelente dona da camelia que sempre lle esta ensinando aos seus netos as follas ¡mira que bonitas! ¡míra como brillan! toca , toca e non paran de sobarme. En fin, o prezo da fama. Asinado. Unha sufrida folla de camelia
A. Cris

Siempre me hacen cosquillas y ya estoy un poco harta, además yo no me caigo como las otras “mis vecinas” mucho cuento, mucho colorido, pero en poco tiempo ¡plaf! al suelo. Y por eso yo siempre tengo quien me moleste, cuando no son las hormigas son las mariposas o los tropecientos pájaros que hay en la huerta… o la repelente dueña de la camelia que siempre le esta enseñando a sus nietos las hojas ¡mira que bonitas! ¡mira como brillan! toca, toca y no paran de sobarme. En fin el precio de la fama.
Firmado.
Una sufrida hoja de camelia

A. Cris.
Cuentos de camelias y otros relatos creados por A.Cris

martes, 22 de enero de 2008

Una camelia es agua...





Una camelia es agua
Y el agua es una flor
La flor se duerme en el agua
Y el agua despierta la flor
El agua nutre a los pétalos
Los pétalos forman la flor
Y la camelia es agua
Y el agua es una flor.


Unha camelia é auga
E a auga é unha flor
A flor dórmese na auga
E a auga esperta a flor
A auga nutre aos pétalos
Os pétalos forman a flor
E a camelia é auga
E a auga é unha flor

A. Cris

domingo, 20 de enero de 2008

EL BALNEARIO DE LAS HADAS

Foto realizada por A.Cris
Las hadas existen, pero es muy difícil verlas. Si ellas quieren que las veas, encienden la luz y entonces... sus alas transparentes destellan todos los colores del arcoiris.
Un día, Iago y Diego, vieron un hada. Apareció de forma inesperada, era un hada preciosa, un hada blanca, eso quería decir que Iago y Diego estaban de buena suerte. Tenían delante una buena estrella. Iago zarandeó con el brazo a su hermano como queriendo decirle algo, Diego que comprendía perfectamente lo que su hermano quería decir, preguntó al hada
-¿qué te pasa en la alas? ¡las tienes un poco estropeadas!
- Pues sí, yo vuelo mucho entre los árboles y se me estropean muchas veces. Por eso vengo aquí al balneario- dijo el hada.
-Aquí no hay ningún balneario- respondió Diego
El hada soltó unas cuantas risas y dijo -¿Es que aquí no hay camelias blancas?
-Hiiiii!- dijo Iago queriendo decir sí. Le costaba decir bien las palabras.
-Mi abuela tiene muchas- dijo Diego
-Pues en las camelias está el balneario- respondió el hada.
-¿Nunca habéis visto el balneario de las hadas?
-Mo- dijo Iago queriendo decir no
-Bien, os lo explicaré. Entre las camelias blancas quedan trocitos de nube que se convierten en gotas de agua. Esas gotas de agua son lagos de agua templada cuando les da un rayo de sol. Allí nos metemos las hadas, nadamos y nos dejamos curar en sus aguas. Cuando salimos nuestras alas ya están totalmente recuperadas. Luego nos dormimos justo en medio de una camelia blanca y recuperamos el color. Por eso las hadas blancas venimos a este balneario siempre.-
Iago y Diego salieron corriendo.
-¡Abuela Cris!, ¡abuela Cris!... ¡Hay un hada blanca en las camelias!, ¡es verdad! tienes que venir a verla-
La abuela sin inmutarse dijo -ah, sí, ya sé, suelen venir al balneario.-
-Abuela, ¿por qué nunca nos contaste que venían aquí las hadas?-
-Esas cosas no se cuentan, esas cosas hay que mirarlas.-

Dedicado a nuestra amiga y buena estrella Fada Branca.


As fadas existen, pero é moi difícil velas. Se elas queren que as vexas, acenden a luz e entón... as súas ás transparentes destellan todas as cores do arcoiris.
Un día, Iago e Diego, viron unha fada. Apareceu de forma inesperada, era unha fada preciosa, unha fada branca, iso quería dicir que Iago e Diego estaban de boa sorte. Tiñan diante unha boa estrela. Iago zarandeó co brazo ao seu irmán como querendo dicirlle algo, Diego que comprendía perfectamente o que o seu irmán quería dicir, preguntou á fada
-que che pasa na ás? ¡telas un pouco estragadas!
-Pois si, eu voo moito entre as árbores e estráganseme moitas veces. Por iso veño aquí ao balneario- dixo a fada.
-Aquí non hai ningún balneario- respondeu Diego.
A fada soltou unhas cantas risas e dixo -É que aquí non hai camelias brancas?
-Hiiiii!- dixo Iago querendo dicir si. Custáballe dicir ben as palabras.
-A miña avoa ten moitas- dixo Diego
-Pois nas camelias está o balneario- respondeu a fada. -Nunca vistes o balneario das fadas?
-Mo- dixo Iago querendo dicir non.
-Ben, explicaréivolo. Entre as camelias brancas quedan trocitos de nube que se converten en pingas de auga. Esas pingas de auga son lagos de auga amornada cando lles dá un raio de sol. Alí metémonos as fadas, nadamos e deixámonos curar nas súas augas. Cando saímos as nosas ás xa están totalmente recuperadas. Logo durmímonos xusto no medio dunha camelia branca e recuperamos a cor. Por iso as fadas brancas vimos a este balneario sempre.-
Iago e Diego saíron correndo.
-¡Avoa Cris!, ¡avoa Cris!... ¡Hai unha fada branca nas camelias!, ¡é verdade! tes que vir vela-
A avoa sen inmutarse dixo -ah, si, xa sei, adoitan vir ao balneario.-
-Avoa, por que nunca nos contaches que viñan aquí as fadas?-
-Esas cousas non se contan, esas cousas hai que miralas.-

Dedicado á nosa amiga e boa estrela Fada Branca.
A. Cris.

Cuentos de camelias y otros relatos creados por A,Cris

viernes, 18 de enero de 2008

La escalada

Foto realizada por A.Cris
Escalaban a buen ritmo, habían logrado superar con éxito todas aquellas montañas rosadas, que se podían catalogar como normales, pero ahora y una vez instalado el campamento base, se enfrentaban a lo más difícil de la escalada. Las paredes perpendiculares del último tramo, muy doradas como el Naranjo de Bulnes, hacían sentirse a las escaladoras muy pequeñas ante aquella montaña tan bella y difícil a la vez
Después de un descanso y una vez preparadas, comenzaron la escalada. La montaña además de perpendicular formaba un montón de surcos, la cima lejana en un principio, se fue acercando con un dorado mucho más intenso ante los ojos de la primera escaladora. Cuando llego, triunfadora lanzo su sonda sonido a las otras compañeras comunicándoles que no era tan difícil llegar como parecía, además, desde lo alto de aquella montaña dorada, las vistas eran preciosas y cuando corría una brisa, parecía sentir la escaladora un ligero movimiento como si la montaña la meciera experimentando una extraña sensación de vértigo y placer al mismo tiempo …Poco a poco fueron llegando a la cima el resto de las compañeras, que fueron experimentando una a una las mismas sensaciones que había sentido la primera.
Al descender, las conversaciones entre ellas no podían ser otras, que no fueran planear nuevos retos, preparar otras escaladas… las hormigas lo intentarían de nuevo con otra Camelia.
A. Cris
Como se dice en gallego

…Poco a poco fueron llegando a la cima el resto de las compañeras, que fueron experimentando una a una las mismas sensaciones que había sentido la primera
…Aos poucos foron chegando á cima o resto das compañeiras, que foron experimentando unha a unha as mesmas sensacións que sentira a primeira
Cuentos de camelias y otros relatos creados por A.Cris

jueves, 17 de enero de 2008

Curioseando Camelias









Camelia Japónica
ADOLPHE AUDUSSON
Color = Rosa a Rojo luminoso
Origen = Francia 1877
Forma = Semidoble
Floración = Media estación

martes, 15 de enero de 2008

El temporal

Fotos realizadas por A.Cris
Estaban acostumbrados a caer en picado cuando la camelia se desprendía, pero los pétalos soñaban con bolar y flotar en el aire mucho más tiempo. Estaban hartos de caer y ¡plaf! ya esta, necesitaban sentir más tiempo aquellas caídas desde lo alto de la camelia. Tendrían que pensar en un plan, disponían de un tiempo, aun eran pequeños, hasta su total desarrollo podría planear algo.
Corría el mes de Enero y el capullo de la camelia ya dejaba ver un montón muy apretado de pétalos… días más tarde ya se veían casi todos por entero, pero para entonces ya habían formado su propia cooperativa y su plan de acción que era el siguiente 1º aguantarían todos los pétalos juntos el máximo de tiempo en su camelia, para poder lograrlo, tendrían que cerrarse por las noches alargando así el tiempo de maduración. 2º si lograban aguantar, tendrían todas las posibilidades de toparse con un temporal de viento y lluvia cualquier día del mes. 3º entonces entrarían en acción, todos a un tiempo con la ayuda del temporal, volarían sin parar. Ese era el plan, todo estaba previsto… volar y volar a la aventura. A. Cris

Como se dice en Gallego
Corría el mes de Enero y el capullo de la camelia ya dejaba ver un montón muy apretado de pétalos…
Corría o mes de Xaneiro e o capullo da camelia xa deixaba ver unha chea moi apertada de pétalos

Cuentos de camelias y otros relatos creados por A.Cris

domingo, 13 de enero de 2008

Blanco y Rojo

Dos camelias... Duas camelias...

Sencillamente emocionantes. Sinxelamente emocionantes

viernes, 11 de enero de 2008

La pelota

Foto realizada por A.Cris
Una intensa lluvia mojaba aquella pelota, sus alegres colores muy brillantes por la acción del agua le daban un aspecto reluciente. En medio de un gran patio, custodiado por un viejo manzano, la pelota permanecía estática bajo la lluvia,solamente unos pétalos de camelia llevados caprichosamente por el viento le hacían compañía
De pronto y a pesar de la lluvia, llego un niño que se puso a jugar con la pelota, sus alegres carcajadas hicieron asomarse a la ventana a la dueña de la casa, desde su posición podía ver todo el patio. Sorprendida vio como la pelota se movía, rebotaba en las paredes, sentía las risas del niño, sus carreras y patadas al balón, pero no podía verlo…Además ¿Qué madre dejaría a su niño jugar en el patio con aquella lluvia y aquel viento? -¿viento?- eso era- el viento de año nuevo. Un niño juguetón y travieso como todos los niños. A. Cris


Como se dice en Gallego

De pronto y a pesar de la lluvia, llego un niño que se puso a jugar con la pelota…
De súpeto e a pesar da choiva, chegou un neno que se puxo a xogar coa pelota…

Cuentos de camelias y otros relatos realizados por A.Cris

jueves, 10 de enero de 2008

Las camelias de mis hijas

Fotos realizadas por A.Cris  Japonica "Antonio Bernardo Ferreira" comprada en Lourizan  1971- 1972


Cuando nacieron mis hijas se plantaron dos camelias iguales, estas son sus Hermosas flores

Cando naceron as miñas fillas plantáronse dúas camelias iguais, estas son as súas fermosas flores

Camelia Japónica Alba Plena















Camelia Japónica
ALBA PLENA
Color = Blanco puro
Forma = Doble formal imbricada
Floración = Temprana y larga
Origen = China
Es una de las camelias cultivada mas antigua y la primera camelia doble vista en occidente la trajeron los ingleses en el año 1792.

Esta camelia esta floreciendo desde finales de Octubre y aun sigue

miércoles, 9 de enero de 2008

SIMBIOSIS

"Chove en Santiago
meu doce amor.
Camelia branca do ar
brila entebrecido o sol..."
Federico Garcia Lorca


Foto realizada por A.Cris
SIMBIOSIS: Segun el diccionario de la Realcademia ESPAÑOLA.

Asociación de individuos, animales o vegetales de diferentes especies, en la que ambos asociados simbiotes sacan provecho de la vida en comun.

jueves, 3 de enero de 2008

PULGARCITO

Foto realizada por A.Cris
No necesitaba ir al bosque a por leña, porque él ya vivía en el bosque. Era un bosque grande y especial sólo con árboles de camelias. Pulgarcito no sabia a quien pertenecía aquel bosque ¿quizás al dueño de un castillo? ¿a una casa señorial? O era un bosque libre y natural? El jugaba entre los árboles y nadie se lo impidió jamás, solía trepar a los más altos y desde allí creía escuchar el ruido lejano del mar y pulgarcito soñaba poder ir a navegar. Un día su padre decidió cumplirle el capricho y se lo llevo a hombros a caballito. Pulgarcito había tomado precauciones, en sus bolsillos tenia escondidos un montón de pétalos de vivos colores, mientras su padre caminaba marcaba el camino con los pétalos “así no nos perderemos… pensaba “. Pasado un largo rato llegaron a una hermosa playa. El mar la acariciaba con unas olas rizadas, blancas y azuladas, Pulgarcito alucinaba… corrió por la playa, jugo con las olas, navegó por el mar, encontró caracolas de muchos tamaños y con una escribió su nombre en la arena de la playa y así cansado se durmió sobre la arena…
Cuando despertó aun tenia el sabor de la salitre en su boca, la caracola en su mano con algo de arena y además sentía algo suave y fresquito en su cara, se la tocó con la otra mamo y sacó unos pétalos rojos y vio que su cuerpo estaba casi cubierto de pétalos…!ha sido un sueño! Se dijo mientras se incorporaba. Allí estaba el en su bosque de camelias como siempre… con una caracola en sus manos, con el sabor de la sal en su boca… gracias a un sueño proporcionado por un bosque de camelias encantado.

A. Cris


COMO SE DICE EN GALLEGO

…Cuando despertó aun tenía el sabor de la salitre en la boca la caracola en su mano…

…Cando espertou aínda tiña o sabor da salitre na súa boca a caracola na man

Cuentos de camelias y otros relatos creados por A.Cris

martes, 1 de enero de 2008

FELIZ AÑO 2008



¡Feliz Año Nuevo, para todos los niños del mundo! Que nunca perdamos, la niñez que llevamos dentro, porque los niños somos el futuro, queremos, un año sencillo, sin grandes pretensiones, con buena estrella, fácil de llevar, limpio y sano como esta camelia. A. Cris


¡Feliz Ano Novo, para todos os nenos do mundo! Que nunca perdamos, a nenez que levamos dentro, porque os nenos somos o futuro, queremos, un ano sinxelo, sen grandes pretensións, con boa fada, fácil de levar, limpo e san como esta camelia. A. Cris