miércoles, 30 de abril de 2008

Premios

Foto realizada por A. Cris Estoy contenta de recibir los premios que luzco al margen de mi blog,(Que te pique un pollo) y (Premio Brillante Weblog) doy las gracias a todos en general y en particular a d´Agolada y a Fadabranca.
En la foto podéis ver un hermoso pollo, que os aseguro pica y mucho.


Estou contenta de recibir os premios que luzo á marxe da miña blog,(Que che pique un polo) e (Premio Brillante Weblog) dou as grazas a todos en xeral e en particular a d´Agolada e a Fadabranca. Na foto podedes ver un fermoso polo, que vos aseguro pica e moito. A. Cris

lunes, 28 de abril de 2008

Entre camelias (balneario)

¡Relájate! No hay nada como un buen balneario.

¡Reláxache! Non hai nada como un bo balneario.

martes, 22 de abril de 2008

Temporal

Camelia japónica - Mathotiana Rosea -
La semana pasada tuvimos una noche de fuerte temporal, con mucha lluvia y viento, para mi es muy relajante sentir la lluvia y el viento, suelo subir la persiana para sentir mejor la lluvia en los cristales. A la mañana siguiente lo primero que hice fueron estas fotos, se ve que no es a mí sola a la que le gusta la lluvia.
A semana pasada tivemos unha noite de forte temporal, con moita choiva e vento, para min é moi relaxante sentir a choiva e o vento, adoito subir a persiana para sentir mellor a choiva nos cristais. Á mañá seguinte o primeiro que fixen foron estas fotos, vese que non é a min soa á que lle gusta a choiva.

Cola de pez




De esta camelia tengo muy poca información, la compre este año y no consigo verla en ningún libro de los que tengo. Es una camelia de flor sencilla y de un color rosa salmón, pero su principal atractivo son sus hojas de ahí su nombre “Cola de pez”
Tengo pendientes recibir dos libros, uno Italiano y otro Ingles espero encontrar alguna información en ellos.

miércoles, 16 de abril de 2008

lunes, 14 de abril de 2008

Imaginación

Una de las cosas que más me gusta de la lectura, es imaginar todo lo que el autor describe. ¿Pueden diez personas que leen el mismo relato imaginarlo de la misma manera?
Cuando yo describí esta estancia, en el relato del jardín ¿alguien la imagino así?

Unha das cousas que máis me gusta da lectura, é imaxinar todo o que o autor describe. Poden dez persoas que len o mesmo relato imaxinalo do mesmo xeito? Cando eu describín esta estancia, no relato do xardín alguén o imaxinou así?

!Cuidado pétalos!


Puede que muchos ni le hagan caso, pero en casa cumplimos con las normas de seguridad.

viernes, 11 de abril de 2008

E jardín -O xardín - Final...?

Foto realizada por A.Cris
Inés cesitaba ganar tiempo y en cuanto apareció el joven en la biblioteca, pregunto
por el baño, una vez allí abrió la ventana y salió en dirección a la magnolia… con paso firme camino por el sendero, tenia que comprobarlo por si misma, recorrió todo el sendero y no paso nada, nadie le impidió pasar, llego hasta el portal, tenia la llave y podía salir, entonces, volvió sobre sus pasos para comprobarlo una vez más y otra vez no paso nada. Decepcionada sentía ganas de llorar, ella misma había comprobado que existía una barrera al lanzar las piedras.
El joven apareció de pronto y como si le adivinara el pensamiento aclaro – la barrera existe, solo que ahora tu no la ves y por lo tanto nadie te impide el paso, cuando la magnolia florece es más fácil verla y ya no te deja pasar, ella se protege a si misma y a la casa . Recuerda…“Un hada esta escondida en todo cuanto ves”

A.Cris
Inés necesitaba gañar tempo e en canto apareceu o mozo na biblioteca, pregunto polo baño, unha vez alí abriu a fiestra e saíu en dirección á magnolia… con paso firme camiñou polo carreiro, tiña que comprobalo por se mesma, percorreu todo o carreiro e non pasou nada, ninguén lle impediu pasar, chegou ata o portal, tiña a chave e podía saír, entón, volveu sobre os seus pasos para comprobalo unha vez máis e outra vez non pasou nada. Decepcionada sentía ganas de chorar, ela mesma comprobara que existía unha barreira ao lanzar as pedras. O mozo apareceu de súpeto e coma se lle adiviñase o pensamento aclarou -a barreira existe, só que agora ti non a ves e polo tanto ninguén che impide o paso, cando a magnolia florece é máis fácil vela e xa non che deixa pasar, ela protéxese a se mesma e á casa. Recorda…Un fada esta escondida en todo canto ves. A.Cris

Cuentos de camelias y otros relatos creados por A.Cris

El jardín -O xardín- continuación

Inés impaciente pregunto de forma directa - ¿Cuál es el misterio de la magnolia? - ¿es verdad que no se puede entrar ni salir después de las seis de la tarde?
¡Por supuesto! – respondió la señora con energía – de seis de la tarde, a seis de la madrugada , nadie puede traspasar ese sendero, ni persona, ni objeto alguno puede entrar ni salir, solo los animales pueden traspasar esa barrera - ¿Cómo es posible? – Insistió – come la manzana – respondió la señora – luego te enseñare tu habitación y la biblioteca, podrás leer un poco antes de dormirte o conversar con mi nieto, yo suelo retirarme pronto.
Una vez visto el dormitorio, se dirigieron a la biblioteca, la señora pidió a su nieto que la acompañara hasta su habitación, e Inés se quedo sola. Pronto llamo su atención, un pequeño libro sobre la mesa escritorio, el libro estaba abierto en la pagina numero diez, correspondía al comentario del autor y subrayado a lápiz podía leerse; Víctor Hugo, dejo escrita una hermosa verdad; la que dice: “Un hada esta escondida en todo cuanto ves”

Inés impaciente preguntou de forma directa - Cal é o misterio da magnolia? - é verdade que non se pode entrar nin saír logo das seis da tarde? ¡Por suposto! -respondeu a señora con enerxía - de seis da tarde, a seis da madrugada , ninguén pode traspasar ese carreiro, nin persoa, nin obxecto algún pode entrar nin saír, só os animais poden traspasar esa barreira - Como é posible? -Insistiu - come a mazá - respondeu a señora - logo ensinareiche a túa habitación e a biblioteca, poderás ler un pouco antes de durmirche ou conversar co meu neto, eu adoito retirarme pronto.

Unha vez visto o dormitorio, dirixíronse á biblioteca, a señora pediu ao seu neto que a acompañase ata a súa habitación, e Inés quedo soa. Pronto chamo a súa atención, un pequeno libro sobre a mesa escritorio, o libro estaba aberto na paxina numero dez, correspondía ao comentario do autor e subliñado a lapis podía lerse; Víctor Hugo, deixou escrita unha fermosa verdade; a que di: “Un fada esta escondida en todo canto ves”
A.Cris
Cuentos de camelias y otros relatos creados por A.Cris

jueves, 10 de abril de 2008

El jardin -O xardín - continuación

Foto realizada por A.Cris Una gran mesa de pino natural que era arropada por una coqueta cocina de hierro nos adentraba de lleno en el comedor… un agradable aroma a manzanas asadas invadía la estancia. Y por ultimo la salita, butaca, mecedora, mesita y al fondo un gran platero con una bajilla en tonos azules daba el remate rustico a la estancia que se hacia muy agradable a la vista.
Este es mi nieto - ¡hola! soy Inés – Es un placer - respondió el joven mientras sonreía de manera encantadora – sentémonos en la salita – dijo la señora interrumpiendo el intercambio de miradas entre los jóvenes – tomaremos unas manzanas asadas – el chico se dirigió al platero y abriendo uno de los cajones sacó tres platos de postre, luego sacó de la cocina de hierro una fuente de manzanas y se dispuso a servirlas, una vez más su aroma lo invadió todo.

Unha gran mesa de piñeiro natural que era arroupada por unha coqueta cociña de ferro penetrábanos de cheo no comedor… un agradable aroma a mazás asadas invadía a estancia. E por ultimo a salita, butaca, mecedora, mesita, e ao fondo un gran prateiro cunha bajilla en tons azuis daba o remate rustico á estancia que se cara a moi agradable á vista. Este é o meu neto - ¡ola! son Inés - É un pracer - respondeu o mozo mentres sorría de xeito encantador - sentémonos na salita - dixo a señora interrompendo o intercambio de miradas entre os mozos - tomaremos unhas mazás asadas - o mozo dirixiuse ao prateiro e abrindo un dos caixóns sacou tres pratos de sobremesa, logo sacou da cociña de ferro unha fonte de mazás e dispúxose a servilas, unha vez máis o seu aroma invadiuno todo.
Cuentos de camelias y otros relatos creados por A.Cris

El jardín -O xardín- continuación

Inés caminaba junto a la dueña por un largo pasillo hasta que llegaron a una amplia y alegre habitación. En sentido diagonal y sin tabiques, se repartían los espacios de la siguiente manera; un espacio no muy grande para una cocina practica y moderna, con puerta de acceso a la parte trasera de la casa, un pequeño recibidor mediaba entre el comedor y la salita, lo decoraban, una mesa de forja, una lámpara con tulipa azul y un cuadro dibujado a pastel en tonos azules que representaban una madre y su hija con el pañuelo atado a la cabeza al estilo gallego, pero lo más sorprendente era la firma “Inés 88”

Inés camiñaba xunto á dona por un longo corredor ata que chegaron a unha ampla e alegre habitación. En sentido diagonal e sen tabiques, repartíanse os espazos do seguinte xeito; un espazo non moi grande para unha cociña practica e moderna, con porta de acceso á parte traseira da casa, un pequeno recibidor mediaba entre o comedor e a salita, decorábano, unha mesa de forxa, unha lámpada con tulipa azul e un cadro debuxado a pastel en tons azuis que representaban unha nai e a súa filla co pano atado á cabeza ao estilo galego, pero o máis sorprendente era a firma “Inés 88”
Cuentos de camelias y otros relatos creados por A.Cris

miércoles, 9 de abril de 2008

El jardín - O xardín 6ª parte

Foto realizada por A.cris
Las piernas le temblaban mientras se acercaba al portal, un mes no era mucho tiempo pero se le había hecho interminable. La llave giró en la cerradura y el portal se abrió lentamente invitándola a pasar. Dos azaleas blancas y dos rojas en torno al estanque hicieron las veces de anfitrionas regalándole un hermoso espectáculo visual. La magnolia ahora ya sin flores pasaba totalmente desapercibida, sus hojas verde aceitunadas se confundían con las de las camelias. Cerró el portal y comenzó a caminar en dirección a la casa, la hora era perfecta calculada con intención, las ramas de la magnolia suavizadas por las hojas, no produjeron esta vez, ningún desasosiego a Inés. Con decisión llego a la puerta y esta vez llamó.
¡Hola! Saludó la señora mientras le abría “su aspecto era mucho mejor parecía más animada” ¿ya has visto las azaleas? –son preciosas señora me entusiasma su jardín, me gusta mucho ver como cambia según la temporada – ¡no es un jardín! es una huerta- afirmó- bueno tiene algunos toques, pongamos que es un jardín rustico –sea lo que sea me encanta – respondió Inés – pasa, charlaremos un poco –se hizo un pequeño silencio y justo al cerrar la puerta, sonaron las campanadas de reloj en la torre del ayuntamiento, tan, tan, tan… – ¡Dios mió – exclamo la señora! – las seis de la tarde, ahora no podrás salir, ¿por que viniste tan tarde? Inés mintiendo con descaro respondió no puede ser ¿ya es la hora? Bueno ahora ya no tiene arreglo pasaras la noche con nosotros- ¿nosotros? –Pregunto – mi nieto me
hace compañía, es un buen muchacho, algo tímido pero ahora tiene muy buena conversación – ¿ahora? -Volvió a preguntar – sí por una extraña enfermedad, no pudo hablar hasta que cumplió los quince años, pero todo eso ya pasó.

As pernas tremíanlle mentres se achegaba ao portal, un mes non era moito tempo pero se lle había feito interminable. A chave virou na fechadura e o portal abriuse lentamente invitándoa a pasar. Dous azaleas brancas e dúas vermellas en torno ao estanque fixeron as veces de anfitrioas regalándolle un fermoso espectáculo visual. A magnolia agora xa sen flores pasaba totalmente desapercibida, as súas follas verde aceitunadas confundíanse coas das camelias. Pechou o portal e comezou a camiñar en dirección á casa, a hora era perfecta calculada con intención, as ramas da magnolia suavizadas polas follas, non produciron esta vez, ningún desasosego a Inés. Con decisión chego á porta e esta vez chamou. ¡Ola! Saudou a señora mentres lle abría “o seu aspecto era moito mellor parecía máis animada” xa viches as azaleas? son preciosas señora entusiásmame o seu xardín, gústame moito ver como cambia segun a tempada -¡non é un xardín! é unha horta- afirmou- bo ten algúns toques, poñamos que é un xardín rustico - sexa o que sexa encántame - respondeu Inés - pasa, charlaremos un pouco -fíxose un pequeno silencio e xusto ao pechar a porta, soaron as badaladas do reloxo na torre do concello, tan, tan, tan… ¡Deus meu! - exclamou a señora- as seis da tarde, agora non poderás saír, por que viñeches tan tarde? - Inés mentindo con descaro respondeu - non pode ser, xa é a hora? - Bo agora xa non ten arranxo pasaras a noite connosco- nós? -Preguntou - o meu neto faime compañía, é un bo raparigo, algo tímido pero agora ten moi boa conversación - agora? -Volveu preguntar - sí por unha estraña enfermidade, non puido falar ata que cumpriu os quince anos, pero todo iso xa pasou.
Cuentos de camelias y otros relatos creados por A.Cris

lunes, 7 de abril de 2008

El jardín resumen de la 1ª a 5ª parte

Foto realizada por A.Cris
El portal abierto invita a entrar, la protagonista recorre el jardín donde florece una poderosa magnolia…
La extraña señora de la casa, le da la llave para que pueda regresar en Abril, pero tendrá que ser antes de las seis de la tarde, después de esa hora ya nadie…
Decide entones espiar la casa. Tras un primer intento en una mañana lluviosa, decide arriesgar más y lo intenta de noche. Las emociones vividas esa noche hacen desear con impaciencia la llegada del mes de Abril…
Desde esa noche, Inés tiene claro que regresará y se quedará después de las seis de la tarde.

O xardín (resumo de 1ª a 5ª parte) O portal aberto invita a entrar, a protagonista percorre o xardín onde florece unha poderosa magnolia…A estraña señora da casa, dálle a chave para que poida regresar en A bril, pero terá que ser antes das seis da tarde, logo desa hora xa ninguén…Decide entón espiar a casa. Tras un primeiro intento nunha mañá chuviosa, decide arriscar máis e inténtao de noite. As emocións vividas esa noite fan desexar con impaciencia a chegada do mes de Abril…Desde esa noite, Inés ten claro que regresará e quedará logo das seis da tarde.
Cuentos de camelias y otros relatos realizados por A.Cris

viernes, 4 de abril de 2008

Más exposiciones de camelias

Este fin de semana, 5 y 6 de Abril, tenemos más exposiciones de camelias.
IV Exposición de la camelia del Valle de Turón ( Mieres -Asturias)

(Recordamos que las visitas al publico siempre son el Domingo)

miércoles, 2 de abril de 2008

2 de abril DIA MUNDIAL DE LA CONCIENCIACIÓN SOBRE EL AUTISMO

Magnolia Stellata - Foto realizada por A.Cris -

Queremos regalar una cometa.
Para todos los niños, para todos los padres, para todos los abuelos, para todos los que tienen y quieren a alguien con autismo. Una cometa que se pueda ver desde cualquier lugar del mundo.
Una cometa que nos recuerde, que hay alguien como nosotros que está ahí y que solo tenemos que alzar la vista para darnos cuenta.


La cometa

Una noche estrellada
las magnolias florecían
la primavera templaba…
Las magnolias stellatas
con sus flores brillaban
cual si fueran estrellas fugaces
en sus ramas posadas.

Una brisa las mecía
y alguna al suelo caía
yo las iba recogiendo
y poco a poco, con ellas
una cometa fui haciendo.

Me puse a favor del viento
y al cielo lance mi invento…
en lo alto destacaban
siete magnolias
¡las mejores que encontrara!

La cometa, subía y subía
y supe que no regresaría…
Entonces ¡desperté!
y el cielo contemple
por si aun la veía.

Una constelación allá en lo alto
con gran brillo lucia
“Osa Mayor” la llaman
la cometa que fue mía.

A. Cris
Cuentos de camelias y otros relatos creados por A.Cris