domingo, 9 de septiembre de 2007

ANTONIO ODRIOZOLA


Yo tengo un vago recuerdo de Antonio Odriozola, de verlo por las calles de Pontevedra… tengo la sensación de que era un hombre alto ¿quizás porque era una niña? Lo recuerdo con su traje gris o negro no puedo precisarlo, pero me inclino más por el gris con aquella camelia enorme en la solapa. No supe quien era hasta mucho mas tarde, cuando empecé a leer los libros de camelias que publicaba la diputación. Sus artículos, sus conocimientos sobre las camelias, y su interés en impulsar las exposiciones de camelias llegaron a darle un prestigio, y a ser una persona imprescindible en el mundo de la camelia.
Era una persona fácil de ver precisamente por la camelia, y eso no se le escapa a los ojos de un niño. Tengo la sensación de que influyó muchísimo en mi. Sin él saberlo y sin yo darme cuenta, la imagen de aquel hombre siempre con su camelia ,quedó grabada para siempre en mi subconsciente y poco a poco empecé a sentir verdadera pasión por las camelias.

3 comentarios:

abueloscrisytoño dijo...

Fue una sorpresa al buscar información por internet, que apareciera esta foto donde lleva su traje gris y su camelia. Este era mi recuerdo.

mueja dijo...

Ola
Grazas por incluir o enlace de autoxiro no teu blog. Agora estas entre os meus blog amigos.
Bicos

paideleo dijo...

Muitas afeccións de adultos nacen na infancia e con feitos tan simples e bonitos explicados aquí.