miércoles, 29 de diciembre de 2010

Árbol de invierno

Atardecer en Mogor, Marín.
Son las seis de la tarde, imagina una ventana con vistas al mar, la ventana tiene una cortina … natural
Foto realizada por abuela Cris,

lunes, 27 de diciembre de 2010

Alba, la hija de la nieve y el viento

Camelia japónica “Fimbriata Alba”

La nieve y el viento ya tenían dos hijos barones, Roca y Río, dos chicos fuertes que dominaban una poderosa montaña y que eran el orgullo de sus padres. Ahora estaban esperando su tercer hijo y los dos deseaban con todas sus fuerzas que fuera una niña.

Una mañana muy temprano, mamá nieve empezó a ponerse muy inquieta y a consecuencia de eso comenzó a nevar muy copiosamente, una nevada dulce y tranquila, sin viento… él no estaba para muchas juergas, estaba asistiendo al nacimiento de su primer hija. Alba, nació con un don añadido, era como una silueta envuelta en copos de nieve, era una niña transparente.
Los padres, seres especiales ya suponían la llegada de un hijo extraordinario pero una niña transparente, jamás lo hubiesen imaginado. Les costó acostumbrarse y en ocasiones la perdían de vista, hasta que poco a poco aprendieron a distinguir su silueta en la nieve, en un árbol, o jugando con sus hermanos Roca y Río.

Alba era una niña feliz crecía en la montaña, un lugar limpio y puro y sus vestidos cambiaban de colores cada vez que ella se movía de lugar. La magia de los colores no tenía secretos para ella y los blancos, la infinidad de tonos de blancos y otros colores de ciertos reflejos de la nieve se hacían infinitos en su transparencia.
Por las noches su padre la mecía suavemente mientras mamá le contaba la historia del árbol que nevaba Albas. Un árbol hermoso capaz de florecer en invierno cuando ninguno lo hacía, un árbol que tan solo se podía llegarse hasta él ayudado por el viento y siguiendo el camino de las estrellas, la “Vía Láctea” y así con estas historias la niña se dormía profundamente.
Una noche de arrullos y cuentos, Alba pidió a sus padres un deseo
-Mamá, papá, yo quiero ver ese árbol, ¿podréis llevarme?
Nieve y Viento cruzaron sus miradas un instante y tras una pausa, papá dijo
- yo te llevaré
- y mamá ¿no viene?
- No te preocupes, cuando lleguemos, mama estará esperando

Aquella noche, Alba acompañada por su padre el viento, voló siguiendo el camino de las estrellas, su transparencia le permitía lucir el mas hermoso de los trajes, ahora lleno de luz, ahora más azulón y estrellado, ahora con la luna… volaron toda la noche y al alba empezaron a divisar los árboles. Todos tenían un aspecto magnifico cubiertos con infinidad de hojas muy verdes y brillantes, los había por todas partes pero Alba no vio ni rastro de nieve en ellos.
- papá ¿estas seguro de que estos son los árboles? No hace frío es imposible que estos árboles puedan tener albas de nieve como yo
- no te impacientes primero tiene que llegar tu madre, mientras tanto te enseñare el mar y las playas de este lugar.
Alba corrió por las playas su transparencia, haciéndose vestidos de arena blanca y fina, luego con el mar eran de olas y espuma, los dos jugaron y jugaron hasta caer rendidos en la playa, entonces un frío muy familiar y agradable les envolvió poco a poco, se sentían felices y aquel frío hizo recordar al viento que había llegado el momento. Vamos Alba, mamá ya debe estar esperándonos.
Entre ráfagas de luz de la ría, lluvia lenta, gruesa y muy fría, Alba caminaba contenta junto a su padre hecha un cristal de swarovski. Su cuerpo transparente recogía todos los matices, todos los colores, toda la luz.
Era feliz tenía las mismas sensaciones que en la montaña solo que aquí todo era muy verde y... ¡blanco! Jamás había visto flores tan hermosas tenían todos los matices de las montañas nevadas. Alba trepo por el árbol de camelias, y en ese mismo instante se convirtió en la camelia blanca más hermosa de las rías bajas para siempre, en “Alba Plena”.


Camélia japónica “Alba Plena”
Alba, a filla da neve e o vento
A neve e o vento xa tiñan dous fillos baróns, Roca e Río, dous mozos fortes que dominaban unha poderosa montaña e que eran o orgullo dos seus pais. Agora estaban esperando o seu terceiro fillo e os dous desexaban con todas as súas forzas que fose unha nena.
Unha mañá moi cedo, mamá neve empezou a porse moi inqueda e a consecuencia diso comezou a nevar moi copiosamente, unha nevada doce e tranquila, sen vento... el non estaba para moitas esmorgas, estaba asistindo ao nacemento da súa primeira filla. Alba, naceu cun don engadido, era como unha silueta envolvida en faíscas de neve, era unha nena transparente. Os pais, seres especiais xa supuñan a chegada dun fillo extraordinario pero unha nena transparente, xamais o imaxinaron. Custoulles afacerse e en ocasións perdíana de vista, ata que aos poucos aprenderon a distinguir a súa silueta na neve, nunha árbore, ou xogando cos seus irmáns Roca e Río.
Alba era unha nena feliz crecía na montaña, un lugar limpo e puro e os seus vestidos cambiaban de cores cada vez que ela movíase de lugar. A maxia das cores non tiña segredos para ela e os brancos, a infinidade de tons de brancos e outras cores de certos reflexos da neve facíanse infinitos na súa transparencia. Polas noites o seu pai a mecía suavemente mentres mamá contáballe a historia da árbore que nevaba Albas. Unha árbore fermosa capaz de florecer no inverno cando ningún o facía, unha árbore que tan só se podía chegarse ata el axudado polo vento e seguindo o camiño das estrelas, a "Vía Láctea"e así con estas historias a nena durmíase profundamente. Unha noite de arrolos e contos, Alba pediu aos seus pais un desexo
-Mamá, papá, eu quero ver esa árbore, poderedes levarme?
Neve e Vento cruzaron as súas miradas un instante e tras unha pausa, papá dixo
- eu levareiche -
e mamá non vén? -
Non te preocupes, cando cheguemos, mama estará esperando
Aquela noite, Alba acompañada polo seu pai o vento, voou seguindo o camiño das estrelas a súa transparencia permitíalle lucir o mais fermoso dos traxes, agora cheo de luz, agora máis azulón e estrelado, agora coa lúa? voaron toda a noite e ao alba empezaron a divisar as árbores. Todos tiñan un aspecto magnifico cubertos con infinidade de follas moi verdes e brillantes, habíaos por todas partes pero Alba non viu nin rastro de neve neles.
- papá estas seguro de que estes son as árbores ?
Non fai frío é imposible que estas árbores poidan ter albas de neve como eu -
- non te impacientes primeiro ten que chegar a túa nai, mentres tanto ensinareiche o mar e as praias deste lugar.
Alba correu polas praias a súa transparencia, facéndose vestidos de area branca e fina, logo co mar eran de ondas e espuma, os dous xogaron e xogaron ata caer rendidos na praia, entón un frío moi familiar e agradable envolveulles aos poucos, sentíanse felices e aquel frío fixo recordar ao vento que chegara o momento,
- imos Alba, mamá xa debe estar esperándonos.
Entre refachos de luz da ría, choiva lenta, grosa e moi fría, Alba camiñaba contenta xunto ao seu pai feita un cristal de swarovski. O seu corpo transparente recollía todos os matices, todas as cores, toda a luz. Era feliz tiña as mesmas sensacións que na montaña só que aquí todo era moi verde e... ¡branco! Xamais vira flores tan fermosas tiñan todos os matices das montañas nevadas. Alba rubo pola árbore da camelias, e nese mesmo instante converteuse na camelia branca máis fermosa das rías baixas, en “Alba Plena”.
Cuentos de camelias y otros relatos creados por abuela Cris
Fotos realizadas por abuela Cris

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Regalo de Navidad - Agasallo de Nadal

Las dos hermanas poseían el mar, guardianas de la puerta del océano, eran dueñas de la ría, de los barcos. Ons y Onza hermosas y poderosas lo dominaban todo…

As dúas irmás posuían o mar, gardiás da porta do océano, eran donas da ría, dos barcos. Ons e Onza fermosas e poderosas dominábano todo...

Desde Marín Portocelo al fondo de la ría el oceano atlántico y las islas Ons y Onza

El sol, enamorado, adoraba a las islas, acataba sus órdenes y cumplía sus caprichos sin reparo.
O sol, namorado, adoraba ás illas, acataba as súas ordes e cumpría os seus caprichos sen reparo.

El sol entre Ons y Onza (Marín)

Esta navidad le habían pedido un regalo que era uno de tantos caprichos, pensó que nunca podría lograrlo. Ahora ya tenían su capricho, un gran espejo dorado en forma de barco.
Este Nadal pedíronlle un agasallo que era un de tantos caprichos, pensou que nunca podería logralo. Agora xa tiñan o seu capricho, un gran espello dourado en forma de barco.
La isla de Onza con su barco dorado
Fotos realizadas por abuela Cris
Con nuestros mejores deseos para el 2011 os regalamos las vistas de un lugar sencillo y hermoso. Un regalo que no cuesta nada, sencillamente por eso, por que este lugar es un regalo al alcance de todos.
¡Felices fiestas!
Abuelos, Cris y Toño

Cos nosos mellores desexos para o 2011 regalámosvos as vistas dun lugar sinxelo e fermoso. Un agasallo que non custa nada, sinxelamente por iso, por que este lugar é un agasallo ao alcance de todos.
¡Felices festas!
Avós, Cris e Toño

Invierno, es tiempo de "Albas" .

Camelia japónica "Alba Plena"

Cuando el frío acecha, y las montañas se cubren de nieve, hay un lugar cerca del mar que solo domina la lluvia y el viento. Un viento frío que rodea las camelias… Es entonces cuando las camelias comienzan a nevar “Albas”.

Camelia japónica "Fimbriata Alba"

Inverno, é tempo de Albas.
Cando o frío axexa, e as montañas cóbrense de neve, hai un lugar cerca do mar que só domina a choiva e o vento. Un vento frío que rodea as camelias... É entón cando as camelias comezan a nevar “Albas”.
Fotos realizadas por abuela Cris

domingo, 19 de diciembre de 2010

Un regalito de tus nietos.


Dile a Cris que te ayude con la traducción. Te va a encantar.

Inés.

lunes, 29 de noviembre de 2010

!Hola! soy Iago, el niño que no quiere ser invisible

Estas son mis zapatillas, son las que tengo en casa de mis abuelos Cris y Toño. Mis abuelos llevan tiempo intentando que me las calce cuando me levanto sobretodo en esas mañanas fresquitas del invierno pero yo…
El último fin de semana que pase con ellos los sorprendí cuando muy tempranito como siempre fui a despertarlos. Mi abuela al sentirme, rápidamente salió a mi encuentro para evitar mis pies descalzos y si se tercia echarme una bronca por pasar de las zapatillas, cuando me vio con ellas puestas mi abuela sonrió, me dio un beso y el abrazo más grande del mundo.
Me gusta que aprecien mis avances por eso quiero invitaros a todos a pasar por mi blog, hay una noticia que me apetece contaros.
Besos, Iago.

martes, 23 de noviembre de 2010

Camelia Japónica "Fimbriata Alba"

Grifo y camelia, foto realizada por abuela Cris

sábado, 13 de noviembre de 2010

61 Otoños

El otoño es una estación hermosa, la tierra cubierta con su edredón de hojas doradas da cobijo a multitud de seres vivos, y entre setas y castañas un 12 de Noviembre nací yo. En medio de la naturaleza dormida, en medio de los árboles sin hojas… uno, con sus hojas verdes y vigorosas florecía para festejar mi nacimiento “la camelia”. Crecí sin darme mucha cuenta de su influencia, cada otoño suponía un encuentro con los tonos dorados y era normal que las camelias rompieran la norma de color. Ellas me fueron atrapando año tras año para que no me olvide que yo nací cuando florecen las primeras camelias.

Como podéis ver en la foto sobre la camelia...
Un pétalo de camelia,( presentado de una forma muy original) compuesto a partes iguales mitad oro, mitad plata (el yin y el yan) fue uno de los regalos más sorprendentes. Siempre digo que este orfebre tiene manos maravillosas. !Gracias!


Foto realizada por abuela Cris
61 Outonos
O outono é unha estación fermosa, a terra cuberta co seu edredón de follas douradas dá acubillo a multitude de seres vivos, e entre cogomelos e castañas un 12 de Novembro nacín eu. No medio da natureza durmida, no medio das árbores sen follas... un, coas súas follas verdes e vigorosas florecía para festexar o meu nacemento "a camelia". Crecín sen darme moita conta da súa influencia, cada outono supuña un encontro cos tons dourados e era normal que as camelias rompesen a norma de cor. Elas fóronme atrapando ano tras ano para que non me esqueza que eu nacín cando florecen as primeiras camelias.

martes, 9 de noviembre de 2010

Regalo

Hola a todos, últimamente tengo poco tiempo, mejor dicho tengo que hacer tantas cosas y quiero hacer muchas más que me faltan horas en el día. Soy la clásica (chica para todo, o mejor dicho, la abuela para todo) ayudar con los nietos, cuidar a mamá, cuidar al marido, cuidar la huerta, la casa, bueno la tienda ya no digo sino alguno se me revela, tampoco quiero dejar de caminar a la playa, es para mi muy agradable “perder el tiempo” fotografiando. Este vicio me da grandes satisfacciones, las camelias, las puestas de sol, los bichitos casi todo lo que se me ponga por delante es válido. Con esto no pretendo disculparme con todos mis amigos, ya se que hace tiempo que no paso a comentaros pero… es que tuvimos un otoño tan bueno. Hoy para contentaros os regalo…

Una de temporal
(Playa de lagos Bueu)

Una de camelias, la única flor que no teme a la lluvia, ni al invierno (Camelia Sasanqua, “Baron de Soutelinho”)

Una puesta de sol para enamorados, o no. (Playa de Portocelo, Marín)


Y una de bichitos. ( Cría de erizo)
Besos , abuela Cris

Fotos realizadas por abuela Cris

lunes, 8 de noviembre de 2010

Caminando por Marín - Marín saca a la calle, la obra del pintor marinense Manuel Torres (Ruta das tapas)


Se trata de pintar las tapas de las alcantarillas con motivos sacados de los cuadros del pintor y lo hicieron cinco pintores profesionales a los que felicito por su gran trabajo, no debe ser nada fácil pintar tan fielmente la obra de Torres en una superficie tan rugosa y con tantos relieves.


Entre las obras yo destacaría la de este viejo marinero, cuando ves la tapa no ves nada o casi no aprecias la pintura, la sorpresa viene cuando haces la foto y te encuentras con esta maravilla. Comentan los entendidos que hay que girar en torno a la obra hasta que logras verla mejor y dicen los vecinos que desde lo alto en los balcones se ven muy bien.


Participaron cinco pintores profesionales: Manuel Silva, Damián Eiras, Luis Batalla y como coordinadores Martín Casanova y Alberto G.


Durante seis meses o más, caminando por Marín podremos disfrutar de las pinturas.


El proyecto fue dirigido por el pintor marinense Antón Sobral e impulsado por la concejalía de Cultura que dirige Esther Crespo.

Fotos realizadas por abuela Cris

viernes, 5 de noviembre de 2010

Curioseando Camelias - Camelia Sasanqua Maiden´s Blush

Hola, mi nombre es Camelia Sasanqua Maiden`s Blush.
Las Sasanquas somos las primeras camelias de la temporada. Estamos floreciendo desde finales de septiembre y tengo flores hasta pasado el mes de Diciembre.
Somos flores sencillas, no muy grandes y tenemos un privilegio, somos de las pocas camelias que tienen aroma. Nuestro perfume es suave, no molesta y casi pasa desapercibido, tan solo cuando luce el sol y el buen tiempo como está sucediendo este otoño en Galicia nuestra fragancia se nota a cierta distancia.


Fotos realizadas por abuela Cris

martes, 28 de septiembre de 2010

Isla de Tambo, Marín

Este domingo por fin pude realizar un sueño. Un pequeño pero hermoso viaje a la isla de Tambo.


Tenlo donde se encuentra el faro, un pequeño promontorio unido a la isla y que poco a poco el mar esta empezando a separar


Todos los nacidos en Marín crecimos con ella y digo esto porque en mi niñez la isla era más pequeña (quiero decir menos alta) Y… ¿cual es el motivo de este crecimiento? sencillamente los eucaliptos, algo que yo creo no benefició para nada la isla y la venta de la madera no creo que dejase rica a la Escuela Naval que tuvo la isla como punto estratégico durante muchos años, motivo por el cual pocos marinenses podían visitarla.
Por suerte desde el 2002 defensa deja la isla como punto estratégico y aunque hoy sigue en manos del ministerio no creo que se tarde mucho en recuperar la isla como bien publico.

Eucaliptos enmarcando el fondo de la ría

La isla cuenta con dos playas unidas entre si (Area da illa y Adreira)


Muchos creen que podía ser incluida en el parque natural de las islas atlánticas, pero al tener tan cerca un núcleo urbano con un puerto como el de Marín, Escuela naval o la fábrica de celulosas en Pontevedra lo hace imposible. Yo espero que surja una buena idea que sea capaz de proteger este pequeño paraíso y que no nos priven del todo (si fuera posible) poder disfrutarla algunos días al año.

A este lugar acudían las pequeñas embarcaciones de los barcos para abastecerse de agua potable en la fuente. Un punto de referencia que aparece en las cartas marinas de Europa

Al regresar, un plácido atardecer nos regalaba la visión de un arco iris doble en torno al sol

Fotos realizadas por abuela Cris

jueves, 23 de septiembre de 2010

Otoño, Outono

A la luz de la luna llena nace el otoño. Sus hojas aun muy verdes no saben que muy pronto se cubrirán de tonos dorados para hacer nidos aun más cálidos.

En la foto Cría de mirlo común

Á luz da lúa chea nace o outono. As súas follas aínda moi verdes non saben que moi pronto se cubrirán de tons dourados para facer niños aínda máis quentes.

Foto realizada por abuela Cris

martes, 31 de agosto de 2010

Un cuento para Diego

Una historia increíble


Abuela Cris y Diego en una visita al museo del mar (Vigo) al fondo las islas Cíes


Había una vez un niño que le gustaba mucho, muchísimo el mar. Su abuela le contaba historias increíbles que sucedían con los peces sobre todo los días de tormenta. Para que sucedieran cosas fantásticas, los mejores días eran esos de chubascos con grandes claros y nubarrones negros, esas nubes que en ocasiones besan el mar para luego salir corriendo otra vez hacia lo alto… Pero lo mejor de estas historias era ir a comprobarlo así que una tarde de invierno Diego y la abuela bien abrigados fueron en busca de una de estas historias increíbles.
Hacia mucho viento y algo de frío, llevaban ya un buen rato esperando algún acontecimiento cuando de repente empezó a llover con mucha fuerza. Un poco desilusionados corrieron al abrigo de una vieja caseta de marineros y desde allí vieron como la lluvia y las nubes negras cubrían las islas y todo el horizonte. En muy poco tiempo todo se puso muy negro y el mar rugía amenazante.
Los dos, al abrigo de la lluvia, esperaban pacientemente el momento mágico y entonces sucedió que la lluvia se hizo muy lenta tanto que podían contarse las gotas una a una mientras caían sobre el agua del mar, unas gotas tan gordas y tan pesadas que al caer hacían unos agujeros y unos círculos preciosos en el agua. Fue entonces cuando se dieron cuenta que ya no llovía en el horizonte aparecieron las islas y lo que tenían delante de ellos era una nube de esas que baja a besar el mar mientras los peces sacan sus cabecitas por los agujeros que hacen las gotas. Dicen que algunos saltan dentro de la nube y se dejan llevar muy alto, muy alto hasta que la nube regresa y los deja caer en el al agua haciendo grandes agujeros.


Un conto para Diego (Unha historia increíble)

Había unha vez un neno que lle gustaba moito, moitísimo o mar. A súa avoa contáballe historias incribles que sucedían cos peixes sobre todo os días de tormenta. Para que sucedesen cousas fantásticas, os mellores días eran eses de chuvascos con grandes claros e nuboeiros negros, esas nubes que en ocasións bican o mar para logo saír correndo outra vez cara ao alto... Pero o mellor destas historias era ir comprobalo, así que unha tarde de inverno Diego e a avoa ben abrigados foron en busca dunha destas historias incribles.
Cara a moito vento e algo de frío, levaban xa un bo intre esperando algún acontecemento cando de súpeto empezou a chover con moita forza. Un pouco desilusionados correron ao abrigo dunha vella caseta de mariñeiros e desde alí viron como a choiva e as nubes negras cubrían as illas e todo o horizonte. En moi pouco tempo todo púxose moi negro e o mar ruxía ameazante. Os dous, ao abrigo da choiva, esperaban pacientemente o momento máxico, e entón sucedeu que a choiva fíxose moi lenta tanto que podían contarse as pingas unha a unha mentres caían sobre a auga do mar, unhas pingas tan gordas e tan pesadas que ao caer facían uns buracos e uns círculos preciosos na auga. Foi entón cando se deron conta que xa non chovía no horizonte apareceron as illas e o que tiñan diante deles era unha nube desas que baixa a bicar o mar mentres os peixes sacan os seus cabeciñas polos buracos que fan as pingas. Din que algúns saltan dentro da nube e déixanse levar moi alto, moi alto ata que a nube regresa e déixaos caer ao auga facendo grandes buracos.


Cuentos de camelias y otros relatos creados por abuela Cris

miércoles, 11 de agosto de 2010

La garrafa

Ella es de cristal, frágil y dura. Colgada del viejo perno que hiere la piedra, se deja acariciar por la luz. Encerrada en su burka de macramé se siente protegida.
Ya tiene muchos años, pero su piel de cristal se conserva como la de una quinceañera, limpia, sin huellas del paso del tiempo. Tan solo el azul descolorido de su cárcel de macramé la delatan. Nació para ser garrafa, nació para ser protegida. Ella sabe que su piel es transparente, pero nunca pudo imaginar la belleza de la luz… hasta que llego la camelia. Ella le enseño con sus hojas lo hermoso que puede ser el cristal cuando se deja invadir por la luz.


Camelia y garrafa (reticulata, "Captain Rawesn" )


Foto realizada por abuela Cris

A garrafa

Ela é de cristal, fráxil e dura. Colgada do vello perno que fere a pedra, déixase acariñar pola luz. Encerrada no seu burka de macramé sintese protexida. Xa ten moitos anos, pero a súa pel de cristal consérvase como a dunha quinceañeira, limpa, sen pegadas do paso do tempo. Tan só o azul descolorido do seu cárcere de macramé delátana. Naceu para ser garrafa, naceu para ser protexida. Ela sabe que a súa pel é transparente, pero nunca puido imaxinar a beleza da luz... ata que chegou a camelia. Ela ensínolle coas súas follas o fermoso que pode ser o cristal cando se deixa invadir pola luz.

lunes, 9 de agosto de 2010

Galicia está de vacaciones

En las rías bajas la actividad de pesca se hace más plácida
Nas rías baixas a actividade de pesca faise máis plácida


Dorna en Beluso, Bueu

Y el atardecer…
E o solpor...



Solpor, Cruceiro da Lanzada
Algunas camelias alegres recuerdan días de juerga y garrafón
Algunhas camelias festeiras recordan días de esmorga e garrafón.

En sentido figurado. Garrafa con burka - Fotos realizadas por abuela Cris

miércoles, 4 de agosto de 2010

exposición 2010

Mami, te dejo una sorpresita...
En los vídeos aparece la exposición de fotografía realizada este año 2010.

domingo, 1 de agosto de 2010

Diplomacia

Camelia japónica, Eugenia de Montijo

¿Ves? No hay como pedir las cosas con diplomacia. Bajaron las temperaturas, estamos contentas.
Firmado
Las camelias de la abuela Cris

Paisaje invertido (copa y hoja de camelia)

Ves? Non hai como pedir as cousas con diplomacia. Baixaron as temperaturas, estamos contentas.
Asinado
As camelias da avoa Cris
Fotos realizadas por abuela Cris

jueves, 29 de julio de 2010

Sol abrasador

Sol de fuego abrasador
Engatusador hermoso
Bola de oro amenazante
¿Qué te pasa?
¿Por qué hieres mi tierra... mis camelias?

Ellas te adoran cuando las mimas. ¿Por qué las quemas?
Aléjate suavemente
Vuelve a ser el de antes
¡Misterioso! ¡Fascinante!
Imprescindible como un buen amante

Desiste de tu amenaza
La tierra ya está advertida
Porque los ríos gritan
Porque los mares gritan
Porque las camelias gritan ¡ya basta!

Abuela Cris

Galicia soporta altas temperaturas este sol amenazante ya lo advertía en el mes de mayo cuando hice las fotos, si el cambio climático sigue a este paso… Las camelias desaparecerán como los dinosaurios.

Sol de lume abrasador
Engaiolador fermoso
Bóla de ouro ameazante
Que che pasa?
Por qué feres a miña terra... as miñas camelias?

Elas adórante cando as consentes. Por qué as queimas?
Afástate suavemente
Volve ser o de antes
¡Misterioso! ¡Fascinante!
Imprescindible como un bo amante

Desiste da túa ameaza
A terra xa está advertida
Porque os ríos berran
Porque os mares berran
Porque as camelias berran ¡xa basta!

Avoa Cris

Camelias y copa, japónica "Alba Plena"

Fotos realizadas por abuela Cris

miércoles, 28 de julio de 2010

Escenas de verano


Ahora que tengo la cámara estropeada paso algunos ratos ojeando fotos de días anteriores. No puedo resistirme y gastarle esta broma al abuelo Toño, hay que reconocerle que en ocasiones tiene ocurrencias geniales, quizás sea este un buen método para financiar una cámara nueva


Fotos realizadas por Abuela Cris

sábado, 17 de julio de 2010

Sin cámara

Gorrión comun



¡Que me dices! no me lo puedo creer
Si, sí está que se tira de los pelos
¿Y que va hacer ahora sin su cámara en pleno verano?
Tendrá que echar mano de la vieja si quiere hacer fotos
¿Y que le paso con la otra?
Le fallo el botón de disparo
Claro, tantas fotos a diario cualquiera revienta
Bueno, bueno pajarito no te pases que es mi jefa
Pero eso supone de dos a tres meses en reparación y a saber lo que cuesta
Lo están valorando y si no compensa…
A esta le da algo
Puede que tenga que comprar otra nueva
claro que ahora hay unas novedades impresionantes
¿tú sabes algo?
Yo no pero… Se admiten sugerencias amigos, no es mala idea estar informado por lo que pueda pasar, ¿Va una ayudita?



Foto realizada por abuela Cris

miércoles, 7 de julio de 2010

Curioseando hojas de camelia


Las hojas de camelia no se dejan besar por las mariposas, es tiempo de descanso no quieren que las molesten las mariposas lo saben y juegan a incordiarlas parando apenas unos segundos, ocasiones como esta no son fáciles de captar.

Mariposa y hojas de camelia


As follas de camelia non se deixan bicar polas bolboretas, é tempo de descanso non queren que as molesten as bolboretas sábeno e xogan a incordiarlas parando apenas uns segundos, ocasións como esta non son fáciles de captar.


Foto realizada por abuela Cris

miércoles, 30 de junio de 2010

Piel de cereza


Aun es tiempo de cerezas…
Hace un año largo, tuve la ocasión de visitar valle cereza. (El valle del Jerte)


Las aguas del río Jerte corrían alegres alimentadas por fuertes chubascos, que en las montañas de acceso nos regalaron a los que somos de mar unas bonitas nevadas (es decir sin problemas) pero con un frío de mil demonios


Siguiendo las indicaciones de nuestra amiga GINEBRA fuimos a la garganta de los infiernos. No pudimos recorrerla porque en ese momento cayó tal aguacero que ni una gallega de pura cepa como yo se atrevió a desafiarlo



Por la tarde entre claros y nubes lo curioseamos todo. El valle es un lugar plácido y tiene un microclima maravilloso. (Vistas desde Rebollar)

No estaban los cerezos en flor y ya se podían ver el fruto en sus comienzos



Así que hicimos planes para regresar el próximo año en época de floración quedarnos a dormir en el balneario y disfrutar del valle. En consecuencia haría una preciosa entrada en el blog y se la dedicaríamos a nuestra amiga Ginebra pero…. No se pueden hacer planes, mi madre ahora está delicada y no puedo hacer escapadas como antes, por eso mientras comía estas sabrosas cerezas pensé que ya era hora de hacer algo desde tierras gallegas, de mar y caracolas, para nuestra amiga y el valle que nos dejo un buen sabor a piel de cereza.

Cerezas y caracola . Fotos realizadas por Abuela Cris