domingo, 6 de diciembre de 2009

El país del agua - O país da auga

Mis relatos no son preferentemente para gente adulta pero pueden ser válidos para contarlos.
Érase una vez, el país del agua, en ese lugar no existían los niños. Todos sus habitantes eran hombres y mujeres muy ancianos. Un día como de costumbre, empezó a llover y como la lluvia estaba muy cansada, lo hizo muy despacito, como era tan suave, los abuelos del lugar no podían oír el sonido del agua al caer sobre las hojas de los árboles. Parece ser que aquel día uno de los abuelos más viejos enfadado salio y grito a la lluvia.
- ¿Donde esta toda tu fuerza que los más ancianos no podemos oírte?-

Entonces la lluvia, abrió la puerta de una nube muy negra y empezaron a caer unas gotas tan grandes, que al caer sobre los árboles hacían un ruido enorme.
Relajados con el sonido del agua, los ancianos se quedaron dormidos y la lluvia siguió cayendo con mucha fuerza horas y horas, días y días. Mientras, los ancianos hechizados por el sonido del agua dormían sin poder despertarse.
Pero un día la nube se quedó seca y paro de llover. Al cesar el sonido del agua todos los ancianos se despertaron. Poco a poco empezaron a vestirse y como tenían mucha hambre se pusieron a preparar el desayuno pero en sus despensas no había nada, alguien se había comido todas sus galletas la leche y el chocolate.
Como no encontraban ninguna explicación al suceso, decidieron organizarse y buscar pistas. Lo mejor seria salir en grupo, su edad no le permitía muchas valentías.
Después de un buen rato caminando empezaron a sentir unos sonidos extraños además sentían mucha humedad como si estuvieran rodeados de mucha agua incluso salada. Siguieron caminando por un bosque y cada vez los sonidos eran más claros, tanto que pronto se dieron cuenta que eran risas. Eran las risas de tres niños hermosos y fuertes.
Los ancianos no daban crédito a lo que estaban viendo, ya casi nadie recordaba como eran los niños y estos eran tan especiales…
Entonces unos de los ancianos preguntó
¿Cómo os llamáis y quien es vuestra madre?
El niño mayor dijo- mi nombre es Mar, mi hermano el mediano se llama Río y el más pequeño lo llamamos Lago y el nombre de mi madre ya lo conocéis, ella se llama Agua.

O país da auga

Érase unha vez, o país da auga, nese lugar non existían os nenos. Todos os seus habitantes eran homes e mulleres moi anciáns. Un dia, como de costume, empezou a chover e como a choiva estaba moi cansada, fíxoo moi despacito, como era tan suave, os avós do lugar non podían escoitar o son da auga ao caer sobre as follas das árbores.
Parece ser que aquel dia, un dos avós máis vellos enfadado saíu e berrou á choiva
Onde esta toda a túa forza que os máis anciáns non podemos oírche?
Entón a choiva, abriu a porta dunha nube moi negra e empezaron a caer unhas pingas tan grandes que ao caer sobre as árbores facían un ruído enorme. - Relaxados co son da auga os anciáns quedaron durmidos e a choiva seguiu caendo con moita forza horas e horas, días e días. Mentres, os anciáns enfeitizados polo son da auga durmían sen poder espertarse. - Pero un día a nube, quedou seca e parou de chover. Ao cesar o son da auga, todos os anciáns espertáronse. Aos poucos empezaron a vestirse e como tiñan moita fame puxéronse a preparar o almorzo pero nas súas despensas non había nada, alguén comera todas as súas galletas o leite e o chocolate. - Como non atopaban ningunha explicación ao suceso, decidiron organizarse e buscar pistas. O mellor seria saír en grupo, a súa idade non lle permitía moitas valentías. - Logo dun bo intre camiñando empezaron a sentir uns sons estraños ademais sentían moita humidade coma se estivesen rodeados de moita auga ata salgada. Seguiron camiñando por un bosque e cada vez os sons eran máis claros, tanto que pronto se deron conta que eran risas. Eran as risas de tres nenos fermosos e fortes. - Os anciáns non daban crédito ao que estaban vendo, xa case ninguén lembraba como eran os nenos e estes eran tan especiais… - Entón uns dos anciáns preguntou - Como vos chamades e quen é a vosa nai? - O neno maior dixo- o meu nome é Mar, o meu irmán o mediano chámase Río e o máis pequeno chamámolo Lago e o nome da miña nai xa o coñecedes, ela chámase Auga.

Cuentos de camelias y otros relatos creados por abuela Cris

Fotos realizadas por abuela Cris

13 comentarios:

abueloscrisytoño dijo...

Si hiciera sol me inventaría uno de mucho calor pero como llueve…
A.Cris

GINEBRA dijo...

Me encantó tu relato. Hoy aquí también llueve. Besos

Juan T.A. dijo...

Pues aquí por el sur nos encantaría que se mostrara la madre ya que algunos de sus hijos anda un poco 'hambriento' :)
Preciosas fotos, con fuerza, la de la naturaleza y la del autor.
Saludos

Georgina y mi bebe Nicolas. dijo...

En mi blog hay un regalo para ustedes, que muchas personas blogueras ya tienen, mas que un regalo, es una invitacion.

Suerte !

http://mipequenonicolas.blogspot.com/2009/12/loteriacon-un-poquito-de-suerte.html

Con muchisimo cariño.

Georgina.

Merce dijo...

Tienes que hacer un librito con estos cuentos y las fotos, que si, que si, o, igual ya lo tienes :)))

Precioso! a mi me encanta leerlos.

Biquiños y enhorabuena de nuevo por fotos, texto, imaginacion, creatividad y dulzura :)

Cuspedepita dijo...

Pois saiuche un conto ben bonitiño. Vouno imprimir e heillelo contar aos meus alumnos de tres aniños, que lles ha gustar :-)

Biquiños para todos vos.

Evangelina Prieto dijo...

Qué hermosa historia!!!, escribes muy bien, pude hasta sentir olores y visualizar mágica imágenes...
Gracias por tu invitación, seguro que tus letras me inspiran; mi problema es el tiempo, pero como es subjetivo espero hacerme un ratito para imaginar con el lápiz y el pincel....
Besotes

abueloscrisytoño dijo...

Me alegro que os guste este pequeño cuento, muchas veces dudo en publicarlos y cuando tengo esas dudas que sucede siempre entonces se lo cuento a mis nietos. Cuando Diego que tiene cinco años, me escucha intrigado hasta el final, pienso; ¡puede ser válido!
A.Cris

A zanfonista dijo...

É fantástico... agora mesmo non chove, pero onte si que choveu e moito. Saúdos.

Por certo, tes que facer a continuación.

abueloscrisytoño dijo...

Querida zanfonista, tes toda a razón falta algo como que non esta completo, fágoche caso e xa esta en marcha a segunda parte haber que sae.

A.cris

Cris dijo...

Un relato precioso y una fotografía bellísima, felicidades!! Un beso grande y Felices Fiestas a ti y a tu familia :)

abueloscrisytoño dijo...

Una de las fotografías (la primera) fue hecha desde el coche, disparar sin pensar y listo. Tengo muchas fotos hechas con el coche en marcha y para mi sorpresa suelen salir bastamente bien. Aclaro que no conduzco yo cuando las hago.
A.Cris

Ramosforest.Environment dijo...

Lindo cuento.
Yo vivo cerca del niño "Lago"(Lagoa Rodrigo de Freitas), del Rio de Janeiro y del Mar de Ipanema/Copacabana.
Es un cuento que se nos presenta la Naturaleza. Gracias.
Luiz Ramos