viernes, 14 de agosto de 2009

NADA

Mis relatos no son preferentemente para gente adulta pero pueden ser válidos para contarlos.

NADA (Otra versión de la leyenda de las camelias blancas)


Existió un tiempo en que no había NADA y poco a poco todo se fue formando. El firmamento, la tierra. Aseguran que fue el viento, el primero en acomodarse. Luego llegaron las estrellas, el sol, la luna y las nubes. Entonces todo estaba en desorden y nadie sabía muy bien cual era su lugar.
El viento que tenía más experiencia empezó a soplar y las nubes empezaron a moverse chocando unas con otras. Por esta causa soltaban abundantes gotas de agua que caían sobre la tierra. Entonces todos se pusieron de acuerdo y lo llamaron lluvia. Al viento le gustaba tanto jugar con las nubes, que llovía muchas veces, así con tanta agua empezaron a formarse los mares, los ríos y muchísimos lagos. La tierra se mojaba toda, pero luego cuando venia el sol crecían muchos árboles y daba gusto vivir allí
Un día el viento soplo muy fuerte y puso el sol en un extremo y la luna en otro. Así nació el día y la noche.
Ahora solo faltaba esparcir y acomodar las estrellas que estaban todas amontonadas y revueltas. El viento sopló un poco por allí y otro poco por allá y las estrellas fueron colocándose, cada una, cada grupo o constelación en un espacio del firmamento.
Pero un día… el viento vio un montón de estrellas durmiendo en un árbol. El árbol tenía muchísimas flores blancas, y en cada una de ellas dormía una estrella. Juntas hacían un efecto mágico
Pero el viento poderoso y orgulloso se enfado muchísimo, riño a las estrellas y les dijo que aquel no era su sitio. Entonces enfadado como estaba, sopló muy fuerte, tan fuerte que las flores se deshicieron en miles de pétalos que junto con las estrellas salieron despedidos hasta un lugar del firmamento.
Y los pétalos de las camelias quedaron revueltos y flotando con aquel grupo enorme de estrellas para siempre.
Así nació, así se formo nuestra galaxia más hermosa  "La Vía Láctea"  Y ahora la versión en gallego como siempre.


Camelia japónica "Alba Plena"
NADA (Outra versión da lenda das camelias brancas)

Existiu un tempo en que non había NADA e aos poucos todo foise formando. O firmamento, a terra. Aseguran que foi o vento, o primeiro en acomodarse. Logo chegaron as estrelas, o sol, a lúa e as nubes. Entón todo estaba en desorde e ninguén sabía moi ben cal era o seu lugar. O vento que tiña máis experiencia empezou a soprar e as nubes empezaron a moverse chocando unhas con outras. Por esta causa soltaban abundantes pingas de auga que caían sobre a terra. Entón todos puxéronse de acordo e chamárono choiva. Ao vento gustáballe tanto xogar coas nubes, que chovía moitas veces, así con tanta auga empezaron a formarse os mares, os ríos e moitísimos lagos. A terra mollábase toda, pero logo cando viña o sol crecían moitas árbores e daba gusto vivir alí. Un día o vento soprou moi forte e puxo o sol nun extremo e a lúa noutro. Así naceu o día e a noite. Agora só faltaba esparcir e acomodar as estrelas que estaban todas amontoadas e revoltas. O vento soprou un pouco por alí e outro pouco por alá e as estrelas foron colocándose, cada unha, cada grupo ou constelación nun espazo do firmamento. Pero un dia... o vento viu unha chea de estrelas durmindo nunha árbore. A árbore tiña moitísimas flores brancas, e en cada unha delas durmía unha estrela. Xuntas facían un efecto máxico. Pero o vento poderoso e orgulloso enfadouse moitísimo, rifo ás estrelas e díxolles que aquel non era o seu sitio. Entón enfadado como estaba, soprou moi forte, tan forte que as flores desfixéronse en miles de pétalos que xunto coas estrelas saíron despedidos ata un lugar do firmamento. E os pétalos das camelias quedaron revoltos e flotando con aquel grupo enorme de estrelas para sempre.
Así naceu, así se formou a nosa galaxia máis fermosa “A Vía Láctea ”
A.Cris
Cuentos de camelias y otros relatos creados por A.Cris
Fotos realizadas por A.Cris

3 comentarios:

HADEX dijo...

Preciosa lenda e preciosa camelia!!

elvira carvalho dijo...

Amiga, a festa hoje é no Sexta. Passe por lá e junte-se a nós.
Um abraço e fico à espera.

Ramosforest.Environment dijo...

Seus textos são lindos e sempre suaves.
Abraços
Luiz Ramos