jueves, 6 de agosto de 2009

Un joven llamado...

Camelia Japónica
Nadie sabe, es imposible calcular su edad. Seguramente ya estaba al principio de los tiempos. Pero sus gestos, sus movimientos impetuosos son los de alguien muy joven. Se siente fuerte, poderoso. Hace tiempo que la ronda constantemente. Yo se que la quiere, esta enamorado, se le nota. Con ella modera sus ímpetus, no hay brusquedad, la adora, la envuelve en sus brazos, la mece. Y ella… la camelia se despeina en mil pétalos para bailar en brazos de su amado.
Un joven llamado… Viento.


UN MOZO CHAMADO…
Ninguén sabe, é imposible calcular a súa idade. Seguramente xa estaba ao principio dos tempos. Pero os seus xestos, os seus movementos impetuosos son os de alguén moi novo. sentese forte, poderoso. Fai tempo que a rolda constantemente. Eu sei que a quere, esta namorado, nótaselle. Con ela modera os seus ímpetos, non hai brusquedad, adóraa, envólvea nos seus brazos, a mece. E ela... a camelia despeitéase en mil pétalos para bailar en brazos do seu amado.
Un mozo chamado… Vento.
Cuentos de camelias y otros relatos creados por A.Cris
Fotos realizadas por A.Cris

3 comentarios:

Carlos Sousa dijo...

Mentras non se enfade, todo vai ben. O peor é cando cambia de nome e fai estragos, non respeta nin as camelias.

Un saúdo.

GINEBRA dijo...

¡Qué bonito!, el viento y la camelia, es una metáfora muy acertada, dos amantes eternos que siempre están juntos. Me encantó. Besos

Antón de Muros dijo...

Ao "vello" Eolo gustalle xogar coas camelias. Para el non pasa o tempo ;-)

Un bico.

Antón.